Un equipo de astrónomos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), que trabajan en conjunto con otras instituciones, han detectado una señal de radio extraña y persistente en una galaxia a miles de millones de años luz de distancia de la Tierra.

La señal se clasificó como una ráfaga de radio rápida (FRB, por sus siglas en inglés) o señal espacial de origen incierto, que es básicamente una fuerte ráfaga de señales de radio que se originan en una fuente desconocida… en algún lugar del universo, según un comunicado de prensa del MIT.

Las ráfagas duran solo milisegundos, pero el FRB descubierto más recientemente, persiste hasta tres segundos, que es aproximadamente 1000 veces más que un FRB típico.

El equipo de astrónomos «detectó ráfagas de ondas de radio que se repiten con una regularidad sorprendente cada 0,2 segundos en un patrón periódico claro, similar al de los latidos del corazón», dijeron los investigadores del MIT.

Señal FRB 20191221A

La nueva señal de radio de «latido», ha sido llamada FRB 20191221A y actualmente es la FRB de mayor duración con el patrón más claro hasta la fecha.

Fue descubierta por el equipo de astrónomos que trabaja con el radiotelescopio denominado Experimento Canadiense de Cartografía de la Intensidad del Hidrógeno (CHIME/FRB). Se considera la FRB más duradera y con la estructura periódica más clara detectada hasta ahora.

Los astrónomos del MIT especulan que la fuente de la FRB es un púlsar de radio o un magnetar. Tanto los radio púlsares como los magnetares son tipos de estrellas de neutrones.

Las estrellas de neutrones son estrellas masivas que experimentan explosiones de supernova o, más simplemente, colapsan sobre sí mismas debido a su gran tamaño.

Daniele Michilli, investigadora del Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial del MIT, indicó que «no hay muchas cosas en el universo que emitan señales estrictamente periódicas».

FRB registrados previamente

Desde el primer FRB registrado en 2007, los astrónomos han podido identificar dos tipos: los que se repiten y los que no.

Se han detectado cientos de FRB en todo el universo y la mayoría de ellos son únicos, según el MIT.

En 2020, los astrónomos detectaron el primer FRB recurrente constante que emanaba de una fuente desconocida a casi 500 millones de años luz de distancia de la Tierra.

Este FRB ocurrió durante una ventana de cuatro días y luego se repitió cada 16 días, dijo el MIT.

Planes a futuro

Ahora que los astrónomos han detectado este FRB más reciente, esperan continuar monitoreando sus señales y así comprender mejor y posiblemente encontrar una explicación sólida para la fuente.

«Esta detección plantea la pregunta de qué podría causar esta señal extrema que nunca antes habíamos visto, y cómo podemos usar esta señal para estudiar el universo», dijo Michilli.

La investigación fue publicada en la revista Nature.

Una publicación de Mystery Science. Todos los derechos reservados. – Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de este contenido sin previo consentimiento. Sitio web protegido por Safe Creative.

Gracias por leernos. Te invitamos a seguirnos en nuestro Facebook, para estar al tanto de todas las noticias que publicamos a diario. También puedes unirte a nuestra comunidad en Telegram. ¡Te esperamos!

Looks like you have blocked notifications!