(CNN) — Se encontraron en el Reino Unido los colosales restos fosilizados de un ictiosaurio —conocido coloquialmente como “dragón marino”— de 180 millones de años de antigüedad, en lo que los investigadores calificaron como uno de los descubrimientos más importantes de la región.

Descubierto en un embalse del condado de Rutland, en la región inglesa de East Midlands, el espécimen es el fósil de ictiosaurio mayor y más completo que se haya encontrado en el Reino Unido, ya que mide casi 10 metros de largo y su cráneo pesa una tonelada.

También se cree que es el primero de su especie —Temnodontosaurus trigonodon— que se encuentra en el Reino Unido.

Los ictiosaurios, reptiles marinos que vivieron junto a los dinosaurios, se parecían a los delfines por la forma de su cuerpo. Se extinguieron hace unos 90 millones de años, tras aparecer por primera vez hace 250 millones de años.

¿Cuándo y cómo encontraron al “dragón marino”?

Este ictiosaurio se descubrió en febrero del año pasado en la Reserva Natural de Rutland Water. Lo hizo el grupo de trabajo de Joe Davis, jefe del equipo de conservación de Leicestershire and Rutland Wildlife Trust, que gestiona la reserva natural en colaboración con el propietario Anglian Water.

Paleontólogos trabajan en la excavación del fósil de ictiosaurio en agosto de 2021.

Davis estaba realizando trabajos rutinarios de reordenación del terreno, que implicaban el drenaje del agua de la laguna, cuando vio partes de vértebras que sobresalían del barro, según informó el Leicestershire and Rutland Wildlife Trust en un comunicado de prensa.

Luego siguió una excavación a gran escala en agosto y septiembre por parte de un equipo de paleontólogos dirigidos por Dean Lomax, experto en ictiosaurios y actual científico visitante de la Universidad de Manchester.

“El tamaño y la exhaustividad juntos es lo que lo hace verdaderamente excepcional”, dijo Lomax a CNN, añadiendo que los anteriores hallazgos de ictiosaurios en el Reino Unido no habían sido “ni de lejos tan completos y tan grandes como este”.

En la cima de la cadena alimenticia

Lomax dijo que era el espécimen grande más completo —que clasificó como de 10 o más metros de longitud— encontrado en todo el mundo. Señaló que era “un descubrimiento realmente fantástico”, así como, para él, “un verdadero hito en su carrera”.

“Este era un depredador de la cima de la cadena alimenticia, el ápice”, dijo a CNN sobre el descubrimiento. “Así que este habría estado cenando con otros ictiosaurios, habría estado comiendo peces grandes, habría comido, si pudiera atraparlos, calamares también”.

Sin embargo, Lomax indicó que el descubrimiento era la “punta del iceberg”, ya que queda mucho por descubrir del espécimen una vez que se hayan retirado los trozos de roca, con la posibilidad de que se haya conservado la última comida del ictiosaurio o incluso que el reptil pudiera estar embarazado.

“Fue alucinante”, comentó a CNN Regan Harris, portavoz de Anglian Water. “Quiero decir, como que no podías creer lo que veías cuando lo tenías delante. Pero sí, increíble”.

Harris, que estuvo en la excavación, dijo que en el sitio de Rutland Water se habían encontrado anteriormente ictiosaurios más pequeños, pero que la “gran escala” y la naturaleza “bien conservada” de este descubrimiento en particular lo hacían único.

“Probablemente uno de los mayores reptiles fósiles jamás encontrados”

Paul Barrett, Investigador del departamento de Paleobiología de Vertebrados y Antropología del Museo de Historia Natural de Londres, dijo que el ictiosaurio de Rutland era “probablemente uno de los mayores reptiles fósiles jamás encontrados, incluidos los dinosaurios”. Barrett no participó en el hallazgo.

“Es realmente un objeto impresionante y espectacular”, indicó Barrett a CNN. “Ciertamente es uno de los descubrimientos de fósiles marinos más impresionantes del Reino Unido que yo recuerde, al menos en los últimos 20 o 30 años más o menos”.

Barrett, cuyo trabajo ha abarcado los dinosaurios y otros reptiles extintos, incluidos los ictiosaurios, dijo que el hallazgo confirmaba el “cosmopolitismo” de la especie, que hasta ahora se conocía principalmente en Alemania.

Este “dragón marino”, un hallazgo inusual

El espécimen está siendo tratado por un especialista en conservación paleontológica, en un proceso que durará entre 12 y 18 meses. Después de esto, dijo Harris, el objetivo será ponerlo en exhibición pública.

“Estamos muy orgullosos de esto, y sé que la comunidad local también lo está”, dijo a CNN. “Tenemos muchas ganas de llevarlo a casa, a Rutland, y tenerlo expuesto para que la gente lo disfrute”.

Para Lomax, el investigador principal, una de las esperanzas es explorar más el sitio de Rutland Water, ya que durante la excavación también se descubrieron seis o siete vértebras de otros ictiosaurios.

Dijo que no se le había pasado por alto el hecho de que “han sucedido cosas fortuitas para llegar a este hallazgo”.

“Honestamente, es increíblemente inusual”, dijo Lomax a CNN. “Los ávidos cazadores de fósiles o paleontólogos pueden buscar durante toda su carrera y no encontrar nunca algo como esto, incluso cuando sabes dónde estás buscando”.

Looks like you have blocked notifications!