Un reo que fue identificado como Marcos Tulio Castillo Reyes falleció ayer en el penal de Quezaltepeque, de La Libertad, según confirmaron sus familiares a este medio. Fue capturado el 28 de marzo pasado, durante los primeros días del régimen de excepción.

Marcos se dedicaba a hacer viajes con un vehículo rentado. El día que lo capturaron estaba junto a sus compañeros en el punto de taxis. Agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) les solicitaron el Documento Único de Identidad (DUI), y sin mayor explicación, él y dos más fueron capturados.

Ayer por la mañana, personal del penal de Quezaltepeque acudió a la casa de la familia de Marcos, en Ilopango, para informarles de su muerte. Por la tarde fue entregado su cadáver y velado en la que fue su casa de residencia.

Sus amigos dicen que era un hombre “trabajador que empezó a ‘taxiar’ por la necesidad que tenía de proveer a sus hijos”. Marcos tenía tres hijos a su cargo, pues su esposa falleció el año pasado. Ellos quedan en la orfandad.

Él se convierte en el reo número 20 que fallece en los dos meses que van desde que la Asamblea Legislativa aprobó el régimen de excepción por primera vez el 27 de marzo pasado. De los demás reos tampoco hay información clara sobre las causas de su deceso.

Sin embargo, exprivados de libertad han revelado a LA PRENSA GRÁFICA la situación de hacinamiento, condiciones insalubres y malos tratos que reciben las personas al interior de los centros penales. Las autoridades, sin embargo, no se han pronunciado ni tomado cartas en el asunto.

Hasta el viernes 27 de mayo, según información de la PNC, había un total de 35,009 personas capturadas durante el régimen de excepción. Si se suman los 39,538 de presos registrados hasta marzo de este año 2022, según recuento de LPG Datos, hay un total de 74,547 reos en los distintos centros penitenciarios.

Expertos en el tema han cuestionado la situación de la población carcelaria del país, que sobrepasa el 200% de hacinamiento.

La semana anterior cerró con la muerte de José Virgilio Mendoza León, de 49 años, detenido en el marco del régimen de excepción. Mendoza guardaba prisión en el Penal de Izalco y murió el viernes en el Hospital Nacional Dr. Jorge Mazzini.

La causa de su muerte, según las autoridades, era desconocida. Mendoza había sido detenido de Las Chinamas, en el departamento de Ahuachapán.

Un día antes, falleció Jesús Antonio Navarro Mendoza, de 48 años, quien también había estado recluido en el centro penal de Izalco. De las causas de su muerte no se tienen detalles.

La madrugada del miércoles pasado falleció Juan José Ibañez García, de 21 años. Fuentes oficiales confirmaron que la víctima residía en el municipio de Salcoatitán, siempre en el departamento de Sonsonate; pero no detallaron la causa de la muerte y tampoco la fecha en la que había sido detenido por las autoridades.

Algunos de los reos fallecidos, según confirman sus familiares, presentan signos de tortura. Esta podría ser una de las causas de muerte. Otros tenían complicaciones de salud que no fueron atendidos a tiempo, especialmente enfermedades pulmonares.

UN PÚBLICO INFORMADO

DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES

UN SERVICIO DE PAÍS.

APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 



CREEN EN LA DEMOCRACIA


Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la
historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública
se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Tags:

Looks like you have blocked notifications!